Ideas para aumentar el bienestar en tu vida

Publicado por admin en

El amor propio es nuestra base elemental para aumentar esa sensación de plenitud y felicidad con la vida que experimentamos cada día.
Por eso aquí te comparto un gran listado de ideas para aumentar el bienestar en tu vida de formas muy sencillas y otras que quizás llevan un poco de mayor esfuerzo, pero todo es alcanzable.

Te darás cuenta de que aumentar el bienestar en nuestra vida es más sencillo de lo que crees, pues no solo se limita a acciones como el hacer ejercicio y tener una «buena» alimentación, pues descubrirás que incluso tomar una siesta puede ser una forma poderosa de sumar bienestar.

Eleva tu bienestar en cualquier momento

Estas actividades no requieren de grandes esfuerzos, y te darás cuenta que acciones tan sencillas tienen un gran impacto en tu salud emocional, mental y física.

Comienza el día agradeciendo

Sé que puede sonar muy cursi, pero de verdad que hay que agradecer la fortuna de abrir los ojos un día más y por tener una nueva oportunidad para experimentar este grandioso mundo.
La gratitud nos permite darnos cuenta de que ya tenemos todo lo necesario para vivir y salir adelante, aumentando esa sensación de plenitud y bienestar.

Regálate una sonrisa al iniciar el día

Obsérvate frente al espejo y regálate una gran sonrisa
¡Qué maravilloso es ver a los ojos a la persona que siempre está y estará por el resto de tu vida regalándote una hermosa sonrisa cada mañana!

Práctica el movimiento gozoso

Todos sabemos que hacer ejercicio tiene muchos beneficios, elige la actividad que más placer y gozo te brinde, no importa si son 10 o 20 minutos, solo procura darle ese regalo de agradecimiento a tu cuerpo.

Autoabrázate

Una idea poderosa para aumentar tu bienestar es recibir abrazos.
Abrazarnos a nosotros mismos nos brinda confianza, la sensación de que nosotros mismos podemos sostenernos, acompañarnos y arroparnos, nos hace sentir completos.

Un autoabrazo ayuda a disminuir el estrés y en momentos de tristeza puede ser un gran recurso para hacernos manejar esta emoción.

Con esta sencilla acción mejorarás tu desempeño laboral o escolar, pues al tener todo en su lugar evitarás la distracción y aumentarás la concentración.

Medita

Es probable que hayas escuchado mucho sobre esta práctica, pero puedo compartirte con toda seguridad que es un componente esencial en nuestra vida si es que deseamos ganar bienestar. Yo he logrado evadir el uso de fármacos para dolores de cabeza intensos gracias a la meditación.

Esta práctica que nos permite conectar con nosotros mismos y así conocernos cada vez más. Es una práctica maravillosa porque mejora nuestra salud en general.

Promueve la disminución de los niveles de estrés, ansiedad y depresión; facilita y mejora la calidad del sueño, mejora nuestra concentración y nuestro estado de ánimo.

Aquí puedes encontrar muchas meditaciones guiadas con las que puedes comenzar esta práctica.

Aprende a organizar tu día

Poner orden en tu agenda te permitirá ser más productiva, harás tus tareas en menos tiempo e incluso puedes incluir más actividades a las que antes creías no poder realizar por falta de tiempo. Así, podrás dedicar más tiempo a otras actividades que suman a tu bienestar.

Disfruta con calma de esa taza de café o té que tanto te gusta

Baja el ritmo y presta atención desde la preparación de tu café/té hasta el momento que tomas la taza en tus manos y percibes ese olor delicioso antes de dar el primer sorbo.

Acaricia y juega con tu mascota

Brindar amor y atención a un ser vivo te muestra todo lo bonito que tienes dentro y lo que eres capaz de brindar. Además, se ha comprobado que hacer esto disminuye los niveles de estrés y ansiedad, y por lo tanto, mejorar el estado de ánimo. Con esta idea, no solo tú ganas bienestar, también tu mascota lo hace.

Acaricia y juega en plena conciencia con tu compañero peludo

Usa productos de cuidado personal que sean amigables con el ambiente

Aumenta el bienestar de tu casa interior como la exterior
Actualmente estamos rodeados de productos llenos de sustancias químicas que no son muy seguros ni para nuestro cuerpo ni para el medio ambiente. Elige productos lo más naturales y sustentables para cuidar tanto tu piel como el planeta.

Canta

Una manera divertida de ganar bienestar es cantaaando, lo puedes hacer en la ducha, mientras te arreglas, mientras o donde te sientas a gusto (siempre y cuando no molestes a los demás).

Escucha esa melodía memorable y déjate llevar, pues esto favorecerá la segregación de endorfinas, encargadas de darnos esa sensación de bienestar y felicidad, además de que propician la relajación

Usa ropa que te haga sentir cómoda

Mereces sentirte a gusto con las prendas y calzado que utilizas.
A quien más puedes impresionar es a tu propio cuerpo, respétalo y hazlo sentir a gusto.

Baila, déjate llevar por el ritmo de tu canción favorita

No necesitas ser un experto para hacerlo, sólo necesitas estar en un lugar cómodo para ti y dejarte llevar por el ritmo de la música. El baile ayuda a mejorar tu estado de ánimo y tu salud cardiovascular.

Desayuna los más rico y saludable que puedas

Destina el tiempo que mereces tú y tu cuerpo para recibir alimentos deliciosos y nutritivos.

Come lo más rico y saludable

Antes de salir al mundo decreta que tendrás un maravilloso día

Deséate lo mejor, agrégate una pizca de energía positiva cada día de tu vida.

Saluda y desea un buen día

Saluda y desea un buen día a tus vecinos, compañeros, clientes, jefes, profesores, etc.
Lo que das es lo que recibes; regala sonrisas y buenos deseos a las personas que forman parte de tu vida cotidiana.
Recuerda que la alegría se contagia, y hay muchas personas que agradecerían tu buena vibra.

Toma esa clase que tanto deseas 

La vida es corta y hay mucho por aprender, no te quedes con ganas de tomar esa clase que te llena de curiosidad, ilusión y entusiasmo.

Ten plantitas en tu casa y lugar de trabajo

Tener plantas verdes no solo dan un toque de color y vida a nuestros espacios, también mejoran nuestro estado anímico, promueven la relajación y por supuesto, purifican el aire.

Plantéate metas

Agrégale sabor a tu vida con sueños, conviértelos en planes y disfruta del camino para llegar a cada uno de ellos. Aumentará tu confianza interior, tu felicidad y el amor por la vida. 

Desempéñate en una carrera o trabajo que te llene el alma

Un elemento importante para el bienestar en la realización personal, es el estar en un trabajo o carrera que te haga feliz y propicie tu crecimiento tanto profesional como personalmente.

Si sientes que estás en el lugar equivocado, que estás perdiendo paz y ganando mucho estrés,  quizás sea el momento perfecto para tomar un nuevo camino.

Aprende a administrar tus finanzas

Una manera de honrar tu adultez, es procurar tu bienestar financiero, pues así te demuestras que eres capaz de administrar tu dinero y así, darte lo suficiente para atender las distintas áreas de tu vida.

El dinero es una habilidad, y como cualquier habilidad, se puede aprender y desarrollarla.

En internet podemos encontrar muchos recursos que nos pueden ayudar a aumentar el bienestar financiero, desde apoyo psicológico, apps de registro y gestión de gastos, hasta asesores financieros, entre otros.

Cultiva una relación de bienestar con el dinero

Realiza pausas durante el día

¿Cómo se siente tu cuerpo y a tu alma en este preciso momento?
Quizás tienes sueño, hambre, sed, cansancio, quizás necesitas pararte y moverte de dónde estás, o ¡irte de vacaciones!

Pregúntate cómo te sientes y date lo que necesitas. 

Toma una siesta durante tu día

Un gran método para aumentar tu productividad y reiniciarte durante el día, es tomando una siesta, 20 minutos pueden ser suficientes para lograrlo. 

Pasa tiempo con tus personas favoritas

Haz espacio en tu agenda para compartir con personas que aportan a tu vida.
Nutre tu vida social con personas que son especiales para ti y que siempre aportan cosas bonitas a tu vida.

Pasa tiempo con quiénes te impulsan a crecer

Ríe más

Pasa tiempo con personas que te saquen sonrisas, ve videos divertidos, canta y baila con una gran sonrisa.

Reír es una gran medicina, nos hace liberar endorfinas, aumentando nuestra sensación de plenitud y por supuesto, felicidad.

Lee un libro que disfrutes

Déjate atrapar por un buen libro, que cada página te despierte curiosidad, entusiasmo, ilusión, amor, sorpresa, etc. 

Si un libro no te atrapa, y no lo estás disfrutando, no lo termines. Es válido 😉

Diseña el plan de alimentación que mejor se adapte a tu cuerpo

¿Sabes quién es el especialista que te puede ayudar a saber cuáles son los mejores alimentos para ti? No, no es un médico, ni un nutricionista,

En realidad, el verdadero especialista en tu alimentación es TU CUERPO, si bien los profesionales de la salud conocen sobre la fisiología del cuerpo humano, no es posible que conozcan con exactitud qué es lo mejor para cada cuerpo que habita en este mundo.

Tu cuerpo sabe perfectamente qué es lo que le da placer, lo que le hace bien, lo que no le hace tanto bien, escúchalo y poco a poco podrás ir descubriendo el tipo de alimentación que se adapta a ti (y, por supuesto que puedes pedir apoyo de un profesional para que juntos diseñen el mejor plan).

Come ese postre que tanto te gusta

Date permiso de disfrutar de ese postre o antojo que tanto te gusta, disfruta de la compañía con quien puedes compartirlo o simplemente aprecia tu propia compañía.

Cuando lo tengas frente a ti, presta atención a su forma, tamaño, textura, olor, saborea cada bocado con lentitud, te darás cuenta que es una experiencia maravillosa.

Importante: Restringirnos de los alimentos que nos apetecen eleva nuestra respuesta de estrés, afectando nuestra salud física y emocional. 

Crea un ambiente agradable cuando consumes tus alimentos

Para honrar el momento de nutrirte con alimentos, también es importante hacerlo en un ambiente tranquilo, bonito, ordenado, pues esto te ayudará a disfrutar más lo que estás comiendo, y así, favorecerás una mejor digestión y sensación de saciedad. 

Disfruta cada bocado y eleva tu bienestar al comer

Haz un registro de tus emociones durante el día

Para poder conocerte cada vez mejor y reconocer tus necesidades, presta atención a las emociones que experimentas a lo largo del día, con esto será más sencillo determinar lo que necesitas hacer para sentirte mejor.

Puedes basarte en esta guía para elegir lo que más se te antoja hacer para liberar esa emoción. 

Pega notitas con frases positivas en lugares que frecuentes

No esperes a recibir primero halagos o entusiasmo por parte de otras personas, primero dite a ti misma lo que deseas recibir de fuera.

Elige tus frases favoritas, las que te inspiran y pégalas en lugares visibles, como tu espejo, la puerta de tu habitación, tu oficina, en un cuaderno, tu agenda.

Serán recordatorios de que lo estás logrando, de que eres capaz, de que eres suficiente, de que lo mejor está por llegar.

Muévete de tu silla

Si pasas mucho tiempo sentada durante el trabajo o la escuela, toma descansos de al menos 5 minutos cada 30 o 40 minutos. Estírate, sal a tomar aire y recarga energía para continuar con tus actividades.

Camina descalza

Camina descalza en el piso, o mejor aún en el pasto o arena de playaEsta deliciosa actividad te ayudará a descansar de los zapatos ajustados, mejora la circulación, fortalece los músculos de los pies y tobillos, promueve una pisada más fuerte y amortiguada. 

Con esto beneficiarás a tu espalda, tus piernas, tus glúteos y hasta a tus ojos. El movimiento es vida y amor para tu cuerpo.

Celebra hasta tus “pequeños” logros

Los pequeños logros aumentan la confianza en nosotros mismos, si pudimos con este logro, ahora podemos ir por uno más grande y así sucesivamente.

Al celebrarte estás reconociendo tu propio esfuerzo; invítate a comer, regálate un día de spa en casa, abrázate, escríbete una carta de felicitación. 

Festeja cada pequeño gran logro

Date permiso de decir “No”

No es bueno ni saludable estar todo el tiempo disponible para los demás, es agotador y puedes desconectarte de ti misma.

Muchas veces dices sí a otros, pero te estás diciendo NO a ti.

Si no tienes ganas de salir, participar en un proyecto o estar con ciertas personas, simplemente di con seguridad «NO».

Expresa tu amor a las personas que son importantes para ti

Fortalece los lazos que son importantes para ti, hazles saber a las personas que amas lo mucho que significan para ti, dales abrazos, besos; regálales palabras de amor, apóyalos en sus sueños, celebra sus logros, dales regalos, haz algo por ellos. 

Recuéstate en el piso o un tapete de yoga al final del día

Dale la oportunidad a tu espalda de tener una base firme para descansarla por un rato, además propiciarás la relajación.

Date un automasaje

Muy parecido al autoabrazo, pero quizás más relajante, puedes masajear tus pies, tus piernas, tus brazos o tu abdomen, cómprate aceites especiales para masaje, aceites esenciales, velitas,  ¡la experiencia será increíble!

Aléjate de las pantallas al menos 1 hora antes de dormir

Estar frente a la pantalla de celular, del televisor o tableta durante la noche, afecta nuestros niveles de una hormona llamada melatonina, responsable de regular nuestro reloj biológico y los niveles de sueño. Así que, alejémonos de las pantallas para lograr conciliar un sueño reparador. 

Duerme lo suficiente (6-8 horas)

Una ventaja de la organización en tu día a día, es que puedes acomodar tus actividades de tal manera que honres tus horas suficientes de sueño.

 

Ideas para sumar bienestar a tu vida realizándolas al menos una vez al año

Viaja sola  

Emprender un viaje sola puede ser una experiencia sumamente enriquecedora, pues es una excelente oportunidad para conectar contigo, reencontrarte, aumentar tu autoconfianza, ir a los lugares que tanto desear visitar, decidir libremente sobre tu tiempo y lo mejor, es que te darás cuenta que no necesitas de nadie para disfrutar y ser feliz. 

Descubre aquí consejos súper útiles para viajar sola

Viajar suma puntos a tu bienestar

Cúmplete una gran meta

Sin duda, no hay una satisfacción tan placentera que alcanzar esa meta que te planteaste algún día.
Y a gran meta, no me refiero a lo que la mayoría pensaría: comprar una casa o un auto, comprometerse, casarse, ser madre….
Lo importante es que para ti sea muy significativa, por ejemplo: aprender a conducir, aprender a bailar, aprender un nuevo idioma, remodelar tu habitación.
Si tienes un sueño, aterrízalo en papel para que se convierta en un plan; cuando lo hayas cumplido te llenarás de confianza en ti misma.

Realiza voluntariado

El voluntariado permite establecer y fortalecer lazos con la comunidad con la que decides colaborar, te da la oportunidad de desarrollar tus habilidades sociales, te brinda una sensación de satisfacción y eso a su vez aumenta la confianza en ti mismo.

Si eres capaz de hacer algo por otras personas ¿qué tanto no podrías hacerte por ti misma?

¿Qué te parecieron estas ideas?
¿Cuáles deseas incorporar hoy mismo?


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *